No lo entiendo ni yo.

Ha pasado un año, he reído, he viajado, he soñado, he besado labios que no eran los tuyos, he llorado (por ti y por mi).
Quizás no lo suficiente, quizás me escude en el destino, no acepte ese adios y cuando lo acepte me hice daño.
Les hice daño.
Y ahora, vuelvo a intentar ser yo, ser esa persona buena que tenía y que todas las decepciones escondieron,
Siento haberte hecho llorar Álvaro y no valorar todo lo que hacías por mí.
Noelia siento haberte recordado esa Miriam de 2 de bachiller que no era feliz, te juro que seré una versión mejor de la que has conocido.
María te decepcione y te pido perdón, y te agradezco que sigas en mi vida, gracias por acompañarme en este camino, no es sencillo pero contigo al menos sonrio.
Mamá te pido disculpas por todo el daño que te he hecho este año.
Ana eres como mi hermana y no he sabido valorarte, eres quién quiero que mis hijos digan tita Ana y a Pablo tito Pablo.
Javi algún día seré la persona que creías que era pero entonces será tarde, gracias por hacerme ver que tenía que cambiar.
Andrea gracias por ser la otra mitad de mi, por ser tú y por aguantar todas mis lagrimas.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Que si joder, que todo lo rompi yo.

No escribas cuando queme, escribe cuando duela.

Dijimos ETERNO.